La innovación abierta. Generando ecosistemas de colaboración

Antes de nada me gustaría presentarme; ya que mi colaboración en este sitio va tener carácter habitual. Pues bien soy Luis Delcán,  soy consultor experto en innovación y transformación digital, tecnologías sociales y turismo. Llevo más de 15 años, asesorando y formando a profesionales y emprendedores en los valores y usos de la nueva economía y las nuevas formas de gestión empresarial y trabajando en proyectos de desarrollo turístico. Actualmente soy socio consultor en Planitur Consultores, además de administrador y trabajador de la empresa Classic Sail SL.

Para este primer post he elegido como tema La Innovación Abierta aplicado a los negocios, ya que este concepto es un nuevo paradigma de funcionamiento en las empresas, donde éstas van más allá de los límites internos de su organización y donde la cooperación pasa a tener un papel fundamental.

Pero antes de nada trataré de explicar lo que es para mi la innovación. Existen multitud de definiciones, pero a grandes rasgos se trata de romper las barreras y establecer una nueva frontera para ir donde nadie fue antes, es decir, tomar riesgos, crear nuevos mercados, realizar las cosas de manera diferente.

De la innovación cerrada a la innovación abierta

Hace apenas unos pocos años la gestión y, sobre todo, la investigación y el desarrollo de las empresas, seguían un modelo de innovación cerrada, porque no compartían el conocimiento y así es como se enriquecían.  Aún muchas empresas, sobre todo las grandes, siguen con el modelo cerrado.

Tradicionalmente los proyectos de investigación se gestionan exclusivamente con el conocimiento y los medios de la propia organización. Bajo este modelo clásico, los proyectos sólo pueden empezar en el interior de la empresa y terminar en su propio mercado.

Sin embargo, en el contexto actual en el que el conocimiento está ampliamente distribuido, en el que gracias a internet, a las comunicaciones, el conocimiento fluye, se democratiza y se pone al alcance de todos. Las empresas no pueden permitirse depender enteramente de su propia investigación y deben recurrir a procesos de innovación abierta, donde los proyectos pueden originarse tanto dentro como fuera de la empresa, pueden incorporarse tanto al principio como en fases intermedias del proceso de innovación, y pueden alcanzar el mercado a través de la misma compañía o a través de otras empresas (licencia de patentes, transferencias de tecnología, etc.)

La innovación abierta nos permite crear un ecosistema, unas alianzas entre socios que colaboran. Las empresas se asocian, cooperan, comparten activos para minimizar los riesgos. Cuando cooperamos podemos llegar más rápido porque todos están empujando y eso nos hace avanzar, darle velocidad al mercado, de esta forma los ecosistemas se hacen fuertes y nos hacen más resilientes.

Luís Delcán
Consultor experto en innovación y transformación digital, tecnologías sociales y turismo. Llevo más de 15 años, asesorando y formando a profesionales y emprendedores en los valores y usos de la nueva economía y las nuevas formas de gestión empresarial y trabajando en proyectos de desarrollo turístico. Actualmente soy socio consultor en Planitur Consultores, además de administrador y trabajador de la empresa Classic Sail SL.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *